Cómo usar el color dependiendo de los espacios

abril 07, 2021
colores para el baño
Cómo usar el color dependiendo de los espacios

Si bien dentro del diseño de interiores resultan importantes los elementos de decoración y los muebles, también lo son los colores que se usan en cada espacio. Al final, lo que se quiere es lograr una armonía perfecta entre las texturas, materiales, la luz y los colores para transmitir las sensaciones adecuadas dependiendo de las actividades que se realizarán en cada espacio.

No obstante, contrario a lo que se cree, los colores no están establecidos para cada espacio de manera específica, simplemente existen recomendaciones favorables para cada uno porque causan de manera inconsciente un determinado estado mental o una sensación específica cuando una persona se mantiene por un periodo de tiempo en ese espacio, sea en casa o en el trabajo.

Dentro de estas recomendaciones no solo se da un color si no que se suele dar una serie de combinaciones e incluso una misma paleta cromática, pero se juega con las distintas tonalidades.

Además, cada color tiene la capacidad de transformar de una manera distinta cada espacio y aportar propiedades específicas, pues dependiendo del color la luz puede verse reflejada con menor o mayor intensidad, haciendo que se perciban de manera distinta las dimensiones del espacio.

En función de lo dicho te mostramos de forma separada cuáles son los colores que se recomiendan con frecuencia para cada espacio de una casa, sin olvidar el exterior.

Colores en exteriores y fachadas

Aunque no lo creas esta es realmente la cara de presentación de tu hogar, y se le debe dar la importancia que corresponde. Lo primero, es importante tener en consideración en dónde se encuentra ubicada la casa, ¿campo o ciudad? Si estas en la ciudad lo recomendable son tonos modestos que den elegancia y exclusividad a la casa, pero en el campo, las combinaciones deben ser más llamativas para destacar entre la naturaleza.

Para casas de ciudad los colores recomendados son grises, cafés y azules, otorgan tranquilidad y elegancia, reflejan una personalidad seria y honesta. Otro tono recomendado para las esquinas y los marcos de las ventanas es el perla, le dará originalidad a la fachada.

Si la casa está en un espacio rural, hay muchas opciones y dependerá realmente de lo que quieras conseguir. Si buscas privacidad, lo mejor es usar una paleta que se mimetice. Sin embargo, los colores más usados y recomendados son el rojo y naranja óxido: dan alegría y se fusionan muy bien con la naturaleza.

Otros colores usados son los tonos cantera, amarillo oxido y napolitano, destacan en ambientes abiertos. Para zonas boscosas, los colores adecuados serán café, acero, agave, y con algunos toques de color chantilly o blanco. De esta forma los colores te darán privacidad.

Colores para el recibidor

Esta será la segunda imagen que tendrá una persona de tu hogar. A pesar de que el tránsito por este espacio es corto, debe mostrar colores y una decoración que muestre esplendor. Los colores deben ayudar a la iluminación, favorecer su tamaño, funcionalidad y el estilo de forma general.

Trabajar en función de las proporciones para seleccionar entre tonos claros u oscuros, en el caso de lugares espaciosos podemos optar por combinaciones, resaltar alguna pared, o usar papel de pared.

Aunado a lo anterior, se debe mantener una continuidad entre los colores del recibidor y los colores del resto de la casa, para no crear grandes contrastes.

Colores para el salón

Las características de este espacio son la comodidad y relajación, para ello recomiendan el uso de tonos azules, grises, lavandas y la gama de colores que varían de ellos. Sin embargo, este espacio da versatilidad para que se elija según gustos y estilos.

Por ejemplo, si ya has decidido un estilo para la decoración entonces los colores de la sala serán decididos en base a eso. Simplemente deberás seguir los requisitos del estilo elegido y añadirle tu toque personal.

Si se van a hacer combinaciones de colores no se recomienda más de dos colores en las paredes, o tres si se usa un esquema tonal. Para contrastar los colores de las paredes se usan elementos decorativos, muebles u otros complementos. Si usas blanco en este espacio, que no sea puro, utiliza en su lugar un tono desviado y, si lo combinas con tonos vibrantes, le dará un resultado elegante y alegre al mismo tiempo.

colores para el salon

Colores para el comedor

Este espacio es especialmente para el disfrute de la comida. Los colores usados deben estimular el apetito y las conversaciones amenas. El color más recomendado es el naranja, pero claro está, siempre podrás usar uno de tu preferencia. Además, este espacio debe estar correctamente iluminado, y si este espacio ocupa el mismo lugar que el salón, puedes seguir las recomendaciones anteriores también, así que tendrás posibilidades infinitas.

Otros colores que se recomiendan para el comedor son el amarillo, el melocotón y tonos verdosos. No se debe mantener toda la habitación monótona, puede destacarse una pared o alguna columna. Y si no te van los colores vibrantes, puedes optar por el beige, crema, verde, azul, colores pasteles, lavanda, rosado, y mezclar con tonos cálidos que estimulen el apetito.

Colores para los pasillos

Los colores en este espacio de la casa, que en muchos casos es el más olvidado, son bastante importantes para que se puedan modificar las proporciones visualmente. Por ejemplo, mejorar la condición de que tenga los techos muy bajos o muy altos, si el pasillo es muy estrecho, si tiene poca iluminación, entre otras cosas.

Si tu pasillo es demasiado largo, entonces pinta la pared del fondo de un color oscuro para disimular su longitud, y un color suave o frío en las paredes del pasillo dará la sensación de amplitud y profundidad. Se recomiendan el blanco, beige, crema y tonos derivados de la paleta del blanco.

En este espacio se debe tratar de mantener una continuidad entre los colores y la decoración del resto de la casa, no se recomiendan los altos contrastes.

Colores para el baño

La limpieza e higiene son claves en este espacio, por tanto, los colores que uses deben reflejarlo. Además, requiere que el espacio se vea amplio, por eso los colores más recomendados son blanco y grises claros, y además, puedes combinar con tonos intensos o suaves, y también usar revestimientos que imiten la piedra o madera.

Colores para la cocina

En la cocina, aunque hay un poco más de libertad, se deben buscar tonos alegres y modernos, que despierten el apetito y además generen un espacio activo. Los más usados son rojo y naranja, y en las cocinas clásicas, con un clima más calmado, los colores pasteles y la paleta de grises es la elección más común.

Colores para estudio u oficina

Por lo general, los colores usados en la oficina o estudio son tonalidades de azul. Proporcionan tranquilidad al trabajar o estudiar, éste se suele combinar con grises claros y blancos, este último para crear espacios luminosos y dinámicos.

Por otro lado, está la opción de los verdes para la creatividad y los naranjas para mejorar la comunicación entre personas. Se deben evitar los altos contrastes como los colores complementarios o los blancos y negros.

Colores para una oficina corporativa

Un espacio en el cual debemos tener cuidado con los colores es la oficina dentro de la empresa donde trabajamos. A pesar de no ser un espacio que está dentro de la casa, es un lugar donde pasamos gran parte de nuestro tiempo. Cualquier persona pensaría que los colores a elegir son los que representan a la empresa, pero no es así.

Esos colores que representan a la empresa suelen descartarse porque son muy vistosos y de alto contraste, siendo muy agresivos, además de no favorecer la concentración, incrementando el estrés en el ocupante de la oficina.

De forma puntual, para las oficinas estos son los colores más usados y lo que pueden causar:

-Marrones, beige y terrosos, proporcionan relajación.

-Naranja, favorece la interacción de manera informal.

-Amarillo, provoca la actividad en el cerebro y estimula la comunicación.

-Azules, para manejar el estrés.

-Verdes, incentiva la creatividad, concentración, relajación y el trabajo individual.

Colores para el dormitorio

En este espacio se busca tener tranquilidad y descanso, por ello es recomendable usar colores verdes, azules y turquesas que proporcionan frescura y calma. Si los combinas con tonos cafés o marrones, dan un toque de elegancia, y se pueden incluso unir tonos gris o arena.

Por lo general, no se recomienda colores que causen alteración en los ocupantes de dicho espacio, como rojos y naranjas que, además, quitan el sueño. Pero si se trata de personas depresivas, estos colores son aptos en este espacio.

El blanco en este espacio puede causar inquietud y agobio, así que manejar tonos pasteles será lo mejor pues darán tranquilidad y claridad.

Si elige colores claros para las paredes, ten en cuenta que las colchas, cortinas y muebles deberán ir en tonos más oscuros, siguiendo un esquema tonal que aporte calidez y profundidad a la habitación.

Colores para habitaciones de niños

El diseño clásico establece que los colores para los cuartos de niños van de acuerdo al género, usando tonalidades variables de azules para los niños y para las niñas los tonos rosas, lilas y fucsias. Si esta es tu preferencia, los colores recomendados para el mobiliario deben ir entre blancos y crudos, muebles de madera oscura, chocolate o café también son buena opción.

Sin embargo, actualmente hay recomendaciones de colores unisex, basados en la psicología del color, pues para los niños este espacio debe transmitirles alegría, ser un espacio luminoso y lleno de vitalidad, por tanto se recomiendan colores vibrantes como el amarillo, acompañado de rojo, naranja, blanco, verde o azules.

Estos colores que se recomiendan dan un resultado original y atractivo y siempre deben ir acompañados de tonalidades neutras para lograr también la calma necesaria para el descanso y sueño de los niños. Dentro de las combinaciones más comunes están: verde-blanco, rosado-turquesa, azul-blanco y rojo-ceniza.

Un punto favorecedor en estos espacios son el uso de papel de pared con motivos infantiles o figuras geométricas, que dan más frescura y originalidad.

Colores para las terrazas

En este espacio se suelen utilizar colores cálidos pero que den la sensación de vitalidad y alegría, por ejemplo, amarillo, naranja, rojo, y se pueden combinar con colores de la paleta de grises y pequeños toques negros. Otra opción es el uso de azul o verde si se busca un ambiente tranquilo y relajado.

Colores para lograr habitaciones amplias y luminosas

Si el espacio con el que cuentas es reducido y quieres que se vea amplio y lleno de luz, lo primero es que debes olvidarte de las tonalidades oscuras o cálidas. Nada de contrastes entre colores claros y oscuros, porque harán que se reduzca el espacio visualmente. Usa tonalidades claras en techos y paredes, como beige, blanco, amarillo, estos darán luminosidad, ya que reflejan la mayor parte de la luz que llega a ellos, causando una sensación visual de amplitud de los espacios.

Además, lo mejor es que te olvides de los estampados, estos suelen estar llenos de contrastes y reducen el espacio, lo mejor es usar texturas lisas y si usas estampados que sean de poco contraste en los colores y dibujos de pequeño tamaño.

En cuanto a los colores del mobiliario se recomiendan en tonos claros, y que sean bajos, maderas claras, muebles transparentes de cristal o del mismo color que las paredes (llamados muebles invisibles).

Puntos claves para la elección de color para los espacios

  • Qué sensaciones buscas transmitir, ligado a las actividades que se van a realizar en cada espacio.
  • Qué colores son tendencia, y cuál es el estilo que quieres lograr.
  • Que haya armonía entre los materiales, mobiliario, texturas y colores escogidos.
  • Equilibrio entre la iluminación y los colores.
  • Combinar tonalidades neutras con colores vibrantes.
  • Amplitud del espacio, usa tonos oscuros en espacios grandes y claros en pequeños.
  • Los colores elegidos en cada espacio deben ir acordes  con el resto de la casa.
  • Escoge un tono principal y pinta una pared de un color diferente en cada ambiente.
  • Escoge una paleta de colores de la misma familia y varía en tonalidades según el espacio a aplicar.
  • Crea un espacio especial, pintándolo diferente al resto de los ambientes en la casa, integrándolo a los demás usando complementos decorativos similares.
  • Toma las recomendaciones, pero no olvides priorizar tus gustos y los gustos de los demás que convivirán en cada espacio.

Teniendo en consideración todas las recomendaciones que hemos dado hasta aquí, esperamos que cuando tomes las decisiones en cuanto a los colores de tus espacios se te facilite más, y siempre teniendo presente que al final todo irá regido por tu gusto personal, pues serás tú quien pase el tiempo en dichos espacios.

Hablemos

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34 94 435 21 05

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34 91 548 92 34

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.