Pérgolas bioclimáticas: Cómo funcionan y qué tipos hay

febrero 04, 2022
pergola bioclimatica
Pérgolas bioclimáticas: Cómo funcionan y qué tipos hay

Si quieres que tu jardín y terraza este al día con las tendencias, debes saber sobre las pérgolas bioclimáticas, estas son la novedad en la actualidad, pues su diseño innovador permite que den sombra y que regulen la temperatura de la zona exterior sin que debas hacer obras o instalaciones complicadas.

Lo que caracteriza las pérgolas bioclimáticas son la presencia de lamas orientables por lo general de aluminio, las cuales están motorizadas, esto permite que se puedan abrir o cerrar cuando sea necesario o de forma automática, por ende, puedes elegir cuanta luz, ventilación o protección quieres en cada instante. Esto es lo que se llama un sistema eficiente, inteligente y novedoso.

Por todas estas características, este tipo de pérgolas bioclimáticas están arrasando en el mercado desde hace un par de años, ha sido un motivo para que vuelvan las pérgolas a la actualidad, a pesar de que vienen usándose desde tiempos anteriores, solo que ahora cuenta con un diseño contemporáneo en cuanto a materiales y sistema. Y esto suma para avanzar hacia la eficiencia energética del hogar.

Como plus, las pérgolas bioclimáticas también personalizan el espacio de la terraza y dan un efecto luminoso cálido y acogedor que mejora aún más la estancia, permitiendo que, si le agregas unos extras, puedas disfrutar de ella todo el año. No obstante, si estas pensando en instalarla en tu terraza o jardín, recuerda siempre asesorarte con un arquitecto para que así te ofrezca la mejor solución para tus necesidades, adicionalmente debes informar a la comunidad de vecinos puesto que en algunas comunidades su uso está prohibido.

En este post te hablaremos sobre cómo funcionan las pérgolas bioclimáticas, los tipos existentes, ventajas y desventajas, así como también sus costes aproximados.

Funcionamiento

El funcionamiento de las pérgolas bioclimáticas es mediante un mando, con este se les da la orientación a las lamas, teniendo hasta tres posiciones distintas, abiertas, a 45° y cerradas. Cuando las lamas están cerradas, impiden la entrada del sol y de la lluvia, redirigiéndola a unos canales y bajantes a través de la estructura de la pérgola, y luego se filtra por los pilares laterales.

En cuanto a su instalación, lo más frecuente es anclar la estructura al suelo, siendo totalmente seguro en caso de que tengas niños o mascotas, esta se puede basar en cuatro pilares o dos si se apoya la pérgola bioclimática en una pared. Por su parte, también existen las pérgolas portátiles, son más inestables y de menor calidad.

Tipos de pérgolas

Los tipos de pérgolas se clasifican según el material de su estructura, pudiendo encontrar tres opciones principales, de aluminio, de madera y mixtas:

Aluminio

Este es el material principal con el que se elabora la estructura de las pérgolas bioclimáticas, esto se debe a su resistencia a la lluvia, al sol y además, cuenta con una amplia gama de colores.

Mixtas

Otra opción son las pérgolas mixtas, donde se combina en la estructura la madera con el cemento, o el aluminio con materiales naturales como el bambú.

De madera

Y la tercera opción son las pérgolas de madera, estas son elegantes, y la madera que se usa debe ser resistente a las inclemencias del tiempo. En el mercado puedes encontrar variedad de opciones, puedes incluso combinar el suelo de la pérgola haciéndolo de madera, esto dará como resultado un espacio perfecto, cálido y chic a la vez.

Ventajas y Desventajas de las pérgolas bioclimáticas

Entre las ventajas de las pérgolas bioclimáticas podemos encontrar el siguiente listado:

  1. Protegen del sol, regular la entrada de la luz gracias a las lamas orientables, y por ende, no tendrás que preocuparte por el sol.
  2. Protegen del viento, gracias a que puedes regular la cantidad de aire que entra y sale de dicha pérgola, manejando su inclinación, así como también puedes cerrarla por completo cuando haga mucho viento.
  3. Evita la lluvia y la nieve, pues cuenta con espacio donde estanca el agua y la nieve para que no entren, al abrirlas esa agua va al sistema de canalización, por ende, no te mojaras en ningún momento.
  4. Puedes incluirle extras que lo hagan un sistema inteligente, tal como domótica que permita manejarla desde el móvil, sensores de lluvia, temperatura o iluminación que puedan automatizar el sistema totalmente quitándote preocupaciones de encima.
  5. Requieren poco mantenimiento, si lo comparas con pérgolas de madera o toldos manuales, esto se debe a que son robustas y se limpian fácilmente, solo requieres agua y jabón.
  6. Son eficientes energéticamente, pues son una solución efectiva para que tengas un espacio externo que puedas usar todo el año, donde, además, puedes regular la temperatura interior no solo del espacio si no también de tu casa.
  7. Puedes personalizarlas a tu gusto, gracias a la variedad de acabados y colores, puedes hacer que sea acorde al estilo de tu hogar. Adicionalmente, las lamas puedes mandarlas a hacer con el mismo color que el de la estructura o un color distinto, dependiendo del contexto del lugar donde la vayas a instalar.

Por su parte, las desventajas que puedes encontrar son pocas, las principales desventajas se asocian con la instalación y el presupuesto, a pesar de que la instalación es sencilla, puedes necesitar hacer trabajos previos que encarezcan el proceso. Te listamos algunas desventajas a continuación:

  1. Necesita preparación del terreno, ya que los pilares y la base que sustenta la pérgola debe ser estable y llana.
  2. Debe ser instalada por profesionales, ellos se encargarán de fijar la estructura y luego anclar las lamas una a una por sectores.
  3. El coste de la instalación de una pérgola es elevado, mayor que la instalación de un toldo.
  4. Requiere permisos, pues debe ser consultado con la comunidad para evitar problemas, a pesar de que estas no amplían la superficie de la vivienda, pero si deseas cerrarla con paredes acristaladas y quieres realmente disfrutar de tu espacio, lo mejor es consultar.

Precios

El coste de una pérgola bioclimática oscila entre los 300 y 800€ por metro cuadrado, esto dependerá del material que se use y los extras que sumes a su estructura. A esto debes sumarle el coste de instalación y preparación previa del espacio, que ronda por los 2800€, un coste elevado, sin embargo, la inversión vale la pena pues tendrás un espacio único para disfrutar durante todo el año.

Esperamos que esta información te haya parecido de interés y ahora tengas más conocimientos sobre las pérgolas bioclimáticas, recuerda compartirlo con tus amistades para que piensen en una opción para agregar a su terraza o jardín.

Hablemos

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34 94 435 21 05

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34 91 548 92 34

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.