Cómo usar los colores cálidos en interiorismo

octubre 13, 2021
colores calidos en interiores
Cómo usar los colores cálidos en interiorismo

Dentro del interiorismo, una herramienta importante es el color, pues permite que se creen sensaciones en un espacio específico. Para aplicarlos correctamente, se necesita conocer cómo funciona, los significados que tiene cada uno y las combinaciones que mejor quedan dependiendo de lo que se desee lograr.

Haciendo uso de los colores puedes conseguir que un espacio se vea con dimensiones distintas a las reales, más amplia o más pequeña, más alta… Incluso, puedes darle otras características, como que sea más atractiva, más dinámica, que de la sensación de relajación, hacerla vibrante, entre otras opciones, todo dependerá de la gama cromática que selecciones.

Pero debes tener cuidado, ya que si no estudias bien cómo es el funcionamiento de los colores, y decides aplicarlos de forma aleatoria, no sacarás ningún provecho de su poder, estudia cuál es el espacio donde los vas a aplicar, sus objetivos: si es una oficina, fabrica, escuela, habitación, sala de estar, etc. Debes tener cuidado al hacer la elección de colores en tu diseño de interiores.

Los Colores cálidos en el interiorismo

Los colores cálidos son aquellos tonos que proporcionan energía, estos son el rojo, naranja y amarillo, suelen utilizarse en zonas comunes, como lo son el salón y la cocina. Pero eso sí, se recomienda el uso de tonos poco saturados, principalmente del rojo, para así evitar que causen sensación de agobio en las personas.

En caso de que desees usar tonos más saturados, lo mejor es que sea en pequeños objetos para evitar efectos negativos. El tono amarillo es atrevido, y va muy bien en habitaciones poco iluminadas, por su parte, el naranja, es de mucha energía, mientras que el rojo estimula el apetito así que es bastante bueno para usar un toque de este en la cocina.

cocina colores calidos

Colores cálidos y estilo moderno

Los colores cálidos que se pueden utilizar para dar una apariencia moderna son aquellas tonalidades que van del verde amarillento hasta el púrpura. Destacan los amarillos, las variaciones del rojo y los naranjas. En el caso de las telas, los tonos deben ser más intensos para crear ambientes calmados. Si estos tonos cálidos se combinan con otros como el gris lograrás disminuir el contraste de todo el grupo.

Puedes incluso usar estos tonos en el mobiliario que decidas emplear, siempre considerando el espacio con el que cuentas y el objetivo de este.

Colores cálidos en espacios pequeños

En el caso de espacios pequeños, lo ideal es ampliarlos, para lograr este efecto, lo más recomendable es usar tonos neutros como el blanco y gris en las paredes, y a su vez darle algunos toques con tonos cálidos usando accesorios para decorar el espacio.

Otros espacios donde se puede utilizar los colores cálidos.

Estos colores cálidos también pueden usarse en otros espacios, pues son muy estimulantes para la mente, por tanto, buenas opciones son las salas comunes: comedores, estudios, cocina, entre otros lugares donde se lleven a cabo actividades constantes, convivan varias personas y usen mucha energía. Serán muy buenos para lograr espacios acogedores y con energías positivas.

Hablemos

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34 94 435 21 05

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34 91 548 92 34

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.