Arquitectura textil

noviembre 24, 2021
arquitectura textil materiales
Arquitectura textil

La arquitectura textil corresponde al uso de tela como material principal dentro de soluciones arquitectónicas para definir y envolver espacios habitables, este concepto cada día tiene más auge gracias a sus beneficios, pues proporciona amplitud, luminosidad (permite el paso de la luz al interior de los espacios) y estética. El uso de la tela para los cerramientos, permiten que estos tengan gran variedad en formas.

Materiales utilizados en la arquitectura textil

Los tipos de materiales más utilizados en la arquitectura textil son tres: lonas de poliéster con PVC, lonas de fibra de vidrio con PTFE y lonas ETFE, las dos primeras son opacas o translucidas, la de ETFE tiene una transparencia notable que se puede matizar con serigrafía. Ninguna tiene una elongación que se aprecie, esto significa que para que puedan adoptar las formas que se necesitan, es necesario hacer patrones adecuados.

Lograr que la superficie sea perfecta y sin arrugas se basa en un buen tensado de las lonas sobre la estructura específica, ya que las lonas tienen comportamiento de tracción ante pequeñas deformaciones, gracias a las propiedades del material. La estructura puede ser cualquiera que sea competente para soportar las cargas de las lonas, y en ella, las telas o membranas van tensadas.

  1. Lonas de poliéster con PVC: estas son un tipo de tejido que va recubierto con PVC, se usan generalmente en los toldos. De los tres tipos de material que se usan, este es el más económico, sencillo de usar y se puede doblar en cualquier dirección sin sufrir daños, facilitando su transporte y almacenamiento. Se tiene mucha experiencia en su uso, gracias a que es el que comúnmente se usa. En la actualidad vienen con un refuerzo con forma de retícula interior en material de poliéster. Comúnmente son de color blanco, aunque puede serigrafiarse con otros colores. Puedes encontrar distintos gramajes y calidades, dependerá de lo que necesite cada obra en concreto. Sus propiedades son excelentes ya que permiten unirlo con soldadura de alta frecuencia, soldadura de aire caliente y soldadura de cuña caliente, es por eso que lo usan más. Además, se pueden hacer bolsillos donde puedes alojar los cables.
  2. Lonas de fibra de vidrio con PTFE: el PTFE es teflón que recubre las lonas de fibra de vidrio, son más caras, tienen más resistencia mecánica, al fuego (son incombustibles) y a los ataques químicos, además, son autolimpiables. Su fabricación es más compleja al igual que su embalaje y transporte, debido a que solo pueden ser enrolladas en una dirección y deben estar aisladas con neopreno para protegerlas de cualquier pieza metálica. Hay poca experiencia en su uso y esto significa que se necesitan mayor cantidad de ensayos. Son usadas para sustituir las de PVC si se necesitan condiciones especiales. Gracias a la fuerza del material son muy resistentes a la tracción. Tiene como característica que el material cambia de color con el sol, al instalarse es de color ocre y luego se va aclarando hasta llegar a un blanco marfil. Este material es translúcido y de gran durabilidad, además, resiste fuertes saltos. Estas lonas son mucho más delicadas, y es por ello que las soldaduras se hacen con filmes especiales de FEP y PFA que se unen a las lonas con calor (288°C para las FEP y 316°C para la PFA).
  3. Lonas de ETFE (Etil-Tetrafluoro-Etileno): este plástico es derivado del teflón, tiene propiedades bastante óptimas para construcción, con elevado nivel de transparencia lo que permite el paso total de la luz. Su uso es típicamente en membranas de 0,2mm de espesor, esto significa que son bastante ligeros, resiste radiación ultravioleta y agentes atmosféricos en general. Su forma de uso puede ser como membrana única o formando cojines de aire tal como un inflable, con 2 a 3 capas de plástico. Requiere de ensayos frecuentes, debido a que no hay mucha experiencia usando este material. Contrario a los otros dos, este es un material uniforme en su masa y no es un tejido, es una membrana delgada. Puede serigrafiarse, esto matiza la transmisión de luz gracias a la impresión de tramos opacos que sean más menos densos. Si se usa en forma de cojines, estos se inflan a presiones de entre 300 a 800 Pa, dichos cojines pueden tener un ancho de 5,4 m sin ningún problema y sin necesitar apoyo intermedio. Además, son auto limpiantes y retardan el fuego, puede arder sin gotear y puede ser reciclado.
arquitectura textil tensada

Pretensado en la arquitectura textil

El pretensado dentro de la arquitectura textil corresponde al proceso que favorece significativamente la rigidez de una membrana, puesto que sus distintas curvaturas van a interaccionar entre ellas para evitar las deformaciones. La deformación de la curvatura de la lona por diversos motivos que ocurren sobre la estructura es frenada por las tensiones “en arco”. Por lo general, los valores usados en el pretensado representan solo una pequeña porción de la resistencia real de la membrana.

Adicionalmente, el nivel de pretensado se puede implantar de forma que evite la pérdida de tensión en las dos direcciones, es decir se coloca en una zona específica que se ubique bajo la carga que se está aplicando.

Comúnmente, los valores para la lona tensada se seleccionan en conjunto con la forma que se le dará a la lona.

Detalles constructivos

  1. Deformabilidad: en la arquitectura textil esta es una característica muy importante y, además, útil. Debido a la rigidez “baja” en plano y fuera del plano, es importante considerar los cambios de forma como respuesta fundamental de la estructura textil frente a las cargas que se aplican externamente y los cambios en cuanto a la distribución de la tensión por toda su superficie. Aunado a lo antes mencionado, también están las deformaciones causadas en el material de la membrana, las cuales son de mayor magnitud en cuanto a varios aspectos, comparado con otro material como por ejemplo el acero. Todo esto implica que pueden darse deformaciones y cambios geométricos mayores en las estructuras textiles, estando bajo cargas que se consideran convencionales en la construcción de pórtico. Gracias a la flexibilidad y deformabilidad de los soportes de la membrana, se asegura la estabilidad de esta.
  2. Forma de la superficie: por lo general las estructuras textiles actuales parten de una base de geometría con superficie “anticlastica”, esto se refiere a que solo es tensionada a tracción, no cuenta con demandas por flexión o compresión. Dicha tracción “en arco” es lograda por un conjunto de elementos que se oponen a otro conjunto de elementos “colgados”, estos lo que hacen es una fuerza hacia arriba y abajo que termina en los bordes y puntos agarre.

Estos dos conjuntos van a representar las dos direcciones del hilado del textil usado dentro de la membrana, es decir la trama y la urdimbre. Dicha configuración es favorable, ya que permite que sea prensada totalmente, sin que tenga cambios notables en su forma general.

Hablemos

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34 94 435 21 05

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34 91 548 92 34

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.