Primera exposición universal

junio 14, 2023
Niño en una exposición científica
Primera exposición universal

La Exposición Universal también conocida como Gran Exposición de los trabajos de la Industria de todas las naciones o en inglés Great Exhibition of the Works of Industry of all Nations, se dio en la ciudad de Londres en el año 1851, cuyo principal objetivo fue dar a conocer la evolución de la civilización occidental, en cuanto a maquinaria, productos manufacturados, esculturas, materias primas y todos los desarrollos producto de la creciente industria humana y su gran imaginación.

Tuvo su apertura el 1 de mayo de 1851 en Hyde Park y presento todo esto dentro de un maravilloso Palacio de cristal, siendo su principal promotor el Príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria. Esta exposición fue una mirada hacia el progreso y la modernidad, demostrando en su momento la superioridad del Reino Unido como el país más avanzado a nivel industrial.

Fueron varios los países que mandaron sus productos, muchos podían verse aún como productos artesanales, y los artículos británicos ocuparon más de la mitad del Palacio de Cristal, se vio reflejado el conflicto entre lo viejo y lo nuevo que preocupo tanto a Europa en el siglo XIX. Fue aquí donde se pudo ver la diferencia entre el grupo que sería un Primer Mundo comparado con los que serían Países en vías de desarrollo o de Tercer Mundo.

La base de la exposición fue la fe en el conocimiento científico, quien producía cambios nuevos y poderosos con respecto a la forma de producir y de ver la vida, cambiando en si el pensamiento, ya que el hombre buscaba tener cada vez más conocimientos para poder controlar la naturaleza, esto generó cambios y nuevos descubrimientos en la aplicación de nuevos conocimientos científicos.

¿Cómo fue la primera exposición universal?

La persona encargada de incitar la primera exposición universal fue el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien, en conjunto con Henry Cole, que era un diseñador polifacético, realizo dicho evento inspirado en la exposición industrial de Paris. La principal innovación fue la de cobrar entrada para entrar al lugar y que fuera gratuito para los desempleados.

Esta exposición marco un precedente en Londres, donde a la actualidad el acceso a la gran mayoría de los museos sigue siendo libre, como por ejemplo la National Gallery o el British Museum. Lo que buscaba el príncipe Alberto era alcanzar la universalidad mediante la tecnología y el libre comercio, sin dejar por fuera a las clases sociales bajas y mostrar la superioridad de la industria de Gran Bretaña.

Pareja viendo una exposición

Palacio de Cristal

El palacio de cristal sorprendió a todos cuando llegaron al Hyde Park durante el verano de 1851, era imponente, no había punto de comparación frente a esa gran mole de cristal, además, nada reunía tantas novedades en un solo edificio. Sus proporciones eran majestuosas, enormes, permitió dar paso a una nueva era ya que mostraba una serie de exhibiciones demostrativas de que el mundo era un lugar mucho mejor y moderno para vivir.

Aquello era un verdadero palacio destinado al disfrute del pueblo, y todo gracias a la reina Victoria y el príncipe Alberto, y gracias a este dieron el grito de que Reino Unido era los más grandes del mundo, era una demostración del orgullo patrio, y a partir de ahí comenzó la carrera de las exposiciones universales, que trataba de demostrar a todo el planeta que el país organizador era el más importante y avanzado con respecto al resto del mundo.

A pesar de que se denominó Exposición Universal, no hubo representación de América, solo Estados Unidos que en su momento era pariente del Imperio Británico. Si bien los franceses fueron los primeros en organizar macro exposiciones asociadas con el comercio, la industria y la agricultura, la de Londres fue la primera de tipo universal.

Este palacio contaba con una gran cantidad de fuentes construidas para la ocasión, debido a que para la época había una gran obsesión por las fuentes y porque cayera mucha agua, todas rodeadas por jardines cuidados perfectamente. Durante los días soleados el edificio reflejaba la luz como si fuera un diamante, haciendo que las vistas desde el exterior fueran impresionantes y dieran un maravilloso espectáculo.

Esto era lo que la Reina Victoria y Henry Cole buscaban. Por su parte, este evento marcó una nueva era para este tipo de eventos, que se siguen celebrando en la actualidad y que para muchos es una fantástica forma de ver cosas que de otra manera es imposible. Todas las exhibiciones eran una novedad para aquellos que no tenían la suerte de pertenecer en pleno derecho a la Royal Geographic Society.

Dentro del palacio de cristal podían presenciar todo el proceso de producción de algodón, desde la hilatura hasta el terminado de la tela, se mostraron los últimos inventos en instrumentos científicos, como el telégrafo eléctrico, microscopios, bombas de aire, barómetros, instrumentos musicales, relojes e instrumentos quirúrgicos.

En este evento se presentó el primer inodoro de la historia, con cisterna y todo, también el primer rollo de papel higiénico. Por su parte, la exposición tuvo especial importancia ya que se encontraba en la época de mayor ebullición de la Revolución Industrial. Y esta fue un despliegue de muestra del poder industrial inmenso de Inglaterra sobre el mundo.

Esta exposición a su vez fue una estrategia para evitar cualquier posibilidad de una revolución social, ya que demostraba el orgullo de ser británico y de formar parte del progreso, mediante las grandes exhibiciones que le mostraban al pueblo que ellos formaban parte de ese poder, y que los trabajadores se podían convertir en obreros que asegurarían el trabajo para todos, una forma de demostrar que en Inglaterra no hacia falta una revolución del pueblo para reivindicar sus derechos como trabajadores.

La exposición universal tuvo 6 millones de visitantes, había días que tenía 110.000 personas, y generó 17 millones de libras que se usaron para crear el Museo de Historia Natural y el Museo Alberto y Victoria, el resto del dinero se uso para distintos programas de educación nacional.

Cuando la exposición universal terminó el Palacio de Cristal fue desmontado y reconstruido de forma ampliada en Sydenham al sur de Londres, con nuevos anexos al edificio central, pero por desgracia allí duró muy poco ya que fue destruido por un incendio el 30 de noviembre de 1936. Un tremendo incendio acabó con él por completo, haciendo desaparecer el icono de comienzo de las exposiciones universales. No hubo ningún intento por reconstruirlo.

La Exposición Universal de 1851, también conocida como la Gran Exposición de los trabajos de la Industria de todas las naciones inició la carrera de las exposiciones universales, que buscan demostrar el avance y la superioridad de los países organizadores. Dentro de estas exposiciones, se vuelven esenciales los servicios de diseño de exposiciones para la creación de eventos que sean atractivos, innovadores y que logren su objetivo de mostrar los avances de la civilización.

Hablemos
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Política de privacidad

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34944352105

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34617471427

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.