Interactividad en los museos y exposiciones

mayo 18, 2021
interactividad en museos
Interactividad en los museos y exposiciones

Los museos y exposiciones brindan experiencias culturales cada vez más integrales y cumple otros propósitos, como ser un lugar de aprendizaje, y una forma de acercar la cultura a todos los públicos cuando se hace de la manera correcta. Por ello, en la actualidad, se han integrado nuevas herramientas a los museos para hacer la experiencia interactiva.

¿Qué es la interactividad en los museos y exposiciones?

El concepto puede ser bastante complejo porque puede clasificarse de muchas maneras si se basa en los factores que intervienen, como soportes, espacios, tiempo, recursos, ritmo, origen, intensidad entre otras cosas. No obstante, la interactividad en las salas de museos o exposiciones busca ofrecer formatos innovadores y propuestas divertidas que hacen más atractiva la visita y además dan al público una mayor participación y protagonismo en la exposición.

Se basa en hacer que, en una exposición, los visitantes interactúen con ella generándose casi siempre una reacción que promueva el aprendizaje cultural, científico y tecnológico, mediante la recopilación de evidencias, la selección de opciones, formar conclusiones, evaluar habilidades, ofrecer propuestas e incluso modificar una situación basada en dichas propuestas.

Clasificación de la interactividad en los museos y exposiciones

  • Interactividad informática o electrónica: la participación de los visitantes es a través de máquinas programadas informáticamente.
  • Interactividad mecánica o manipulativa: usa soluciones mecánicas simples como resortes o conectores eléctricos para que los visitantes puedan intervenir.
  • Interactividad humana: la actividad con los visitantes es causada por un agente humano como actores, guías o animadores.

Aunque estos son los tres tipos principales de interactividad en museos y exposiciones, existen otras como las que mencionamos a continuación:

  • Interacción informativa: son módulos de uso individual situados en las salas. Se apoyan usando pantallas táctiles simples, joysticks, teclados con programas simples. Suelen ofrecer información de los contenidos de los museos, como mapas, obras y servicios.
  • Interacción de aprendizaje simple: estos sistemas corresponden a sistemas interactivos poco comunes, son máquinas que actúan mediante sistemas de preguntas-respuestas unidireccional: la máquina pregunta y el visitante responde. No son muy frecuentes porque se quedan obsoletos rápidamente.
  • Interacción mediante videojuegos: no son frecuentes por su complejidad y coste, además del difícil mantenimiento. Sin embargo, son el futuro de los sistemas interactivos en los museos, por ser las más eficaces, ya que las máquinas interactúan realmente con el visitante.
  • Interacción basada en habilidades de cada uno: un ejemplo sería el juego tetris. Esta práctica es antigua y se ha usado como como juego y como entrenamiento.
  • Interacción a través de puzzles: a pesar de que no es de base informática, es un juego clásico trasladado al ordenador.
  • Interacción basada en plataformas: son videojuegos donde pasamos de una fase a otra dependiendo de nuestras habilidades para superar una fase a través de la demostración de conocimientos sobre algo concreto.
  • Interacción por aventuras gráficas: basada en nuestras habilidades, es como un libro donde el protagonista eres tú, pero en lugar de leer vamos visualizando, tramando y completando las acciones de la historia como queramos, todo mediante el habla, examinar o usar objetos, abrir puertas u otras acciones.
  • Interacción basada en los juegos de rol: formarás parte de la historia, visualizándola desde un plano cenital, mientras se van movilizando los personajes en un escenario en el cual señalan puntos para ejecutar diferentes acciones.
  • Interacción basada en estrategia: funciona por turnos individuales o movimientos, son denominados también de estrategia en tiempo real con causa y efecto, sirven para demostrar habilidades de dirección en distintas operaciones que consigan un objetivo lógico, como por ejemplo las damas o el ajedrez.

Importancia de la interactividad en los museos y exposiciones

Lo que busca la interactividad en los museos y exposiciones es lograr una cultura más social y participativa, democratizar la cultura. Que haya reciprocidad de la acción, donde un visitante actúa sobre la exposición y ésta reacciona de alguna manera.

Además, mediante las exposiciones y museos interactivos los visitantes obtendrán cierta comprensión de las obras artísticas, la ciencia y la tecnología, mejorando el aprendizaje a través de la manipulación de las exposiciones.

Esto es posible porque, como seres humanos, aprendemos en base a la experiencia, y así construimos nuestras propias comprensiones. No obstante, la interactividad favorece que los clientes se queden más tiempo dentro de las salas de los museos y las exposiciones.

interatividad exposiciones

Estrategias interactivas más aplicadas

Con el estallido de la era digital y todas las nuevas tecnologías, los museos y exposiciones se han apoyado en herramientas que atraigan a públicos de todas las edades a sus salas, haciendo sus contenidos más próximos. Entre las estrategias que más se están usando se encuentran:

  • Mesas multitáctiles.
  • Desarrollo de aplicaciones interactivas.
  • Entornos virtuales con contenido adaptado a todos los públicos para conocer mejor las obras.
  • Rompecabezas armables.
  • Fichas didácticas con información.
  • Personalización de la visita al museo mediante sistemas tecnológicos.
  • Experiencias sensoriales que impliquen alguno o todos los sentidos.

La alta interactividad no es recomendable

En el diseño de exposiciones y salas de museo no se recomiendan los altos niveles de interactividad o múltiples características interactivas, de lo contrario se corre el riesgo de cometer los siguientes errores:

  • Ofrecer varias opciones de igual relevancia: cuando ofreces múltiples funciones interactivas de la misma relevancia esto puede abrumar a los visitantes, ya que todas buscarán competir por la atención de estos. Cuando, por ejemplo, tiene numerosos elementos distintos, y no tienen una prioridad en los elementos, no se ve una salida obvia y no hay jerarquía en las gráficas. Esto puede causar que los visitantes se abrumen.
  • Interactividad simultánea de múltiples usuarios que lleve a la interrupción: no es la mejor idea que una exposición admita la interactividad simultánea de múltiples usuarios, pues esto dificulta que los visitantes generen patrones complejos.
  • Alentar a los usuarios a interrumpir el fenómeno que se exhibe presentando otras alternativas: incluso la interactividad de un solo visitante puede interrumpir el fenómeno que se muestra, si hay un exceso de interactividad en el cual los visitantes se acerquen demasiado para tratar de interactuar. Algunos causantes de esto son la construcción abierta a gran escala y los mecanismos ocultos.
  • Colocar elementos que hagan difícil encontrar el fenómeno principal: las características interactivas de una exhibición pueden hacer que un fenómeno crítico sea difícil de encontrar, pues contrario a lo que se puede pensar esto no resulta interesante para los visitantes, y dejarán de explorar.
  • Contener motivos secundarios que oculten el principal: cuando se coloca una función interactiva secundaria se puede obligar a desviar la atención de los visitantes de lo importante.

Ejemplos de museos y exposiciones interactivas

Algunos ejemplos de museos interactivos donde se puede tocar, sentir y vivir una experiencia más allá de la contemplación y de forma divertida, pero a la vez rica en aprendizaje son:

  • Museon: ubicado en Holanda, cuenta con una exposición permanente denominada “Tu Mundo, Mi mundo”, que trata sobre los humanos y su relación con la naturaleza, la cultura, la sociedad, la ciencia y la tecnología. Tiene como objetivo permitir que los niños diseñen su experiencia de visita al museo mediante una mesa multitáctil de uso múltiple gracias a la interacción intuitiva de los niños con la información de manera segura y sencilla.
  • Cosmocaiza: en Barcelona, España,destinado al público familiar, para que de manera didáctica e interactiva puedan descubrir distintas facetas del mundo científico como el cosmos, la naturaleza e incluso entender las leyes físicas y matemáticas. Cuenta con un espacio conocido como el Toca Toca, cuyas actividades son para la concientización medioambiental, con el cual descubren y pueden tocar la biodiversidad de zonas tan diferentes como la selva tropical, los bosques, ríos, mares.
  • Museo de la música: cuenta con una colección de 500 instrumentos musicales de distintas épocas, es de los más importantes de España, acerca la música a sus visitantes de una manera directa y vivencial para enseñar la importancia de ésta como canal de comunicación a lo largo de la historia.

El recorrido principal se llama Orpheus, en el que se aprende la evolución de la música a través de la historia, y cuenta con una sala de maquetas que se pueden manipular e incluso cuenta con instrumentos musicales para dar respuesta a la pregunta ¿por qué suena?

Como hemos mostrado a lo largo del articulo los museos y exposiciones han ido avanzando, pasando de ser instituciones que solo cumplen funciones como conservar, coleccionar, investigar y exponer de manera pasiva, a ir integrándose dentro del campo de la didáctica social para poder competir con otras actividades de ocio y destinos culturales, brindando exhibiciones dinámicas, atractivas y divertidas que mejoren la experiencia de la visita museística.

Hablemos
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Política de privacidad

Todo buen proyecto nace de una buena ídea, y crece en base a una buena conversación.

Permítenos ser complices de tus deseos.

BILBAO
Uribitarte Kalea, 18
48001 Bilbo, Bizkaia
+34944352105

MADRID
Ferráz, 10
28008 Madrid, Madrid
+34617471427

© Zorrozua y Asociados. Todos los derechos reservados.